Como vestirse en la montaña 1. Introducción. Premisas fundamentales de equipo y ropa para vestirse para la montaña.

La montaña es un medio agreste, inhóspito, que se puede volver poco acogedor, incómodo y difícil según las condiciones reinantes.

Por ello nos presenta distintos tipos de escenarios, con diversas condiciones de meteorología: radiaciones, nevadas, viento, lluvias, tormentas, aludes, entre otros.

El  problema no es encontrar que equipo necesito para la montaña, si no, limitar nuestro equipo de montaña  a aquellas prendas que nos mantendrán cómodos, secos, aislados y seguros. (Proteger del medio externo lluvia, nieve, garrotillo, vientos, frío, etc. y de nuestro propio cuerpo: transpiración)

Debemos llevar el equipo y vestimenta de montaña necesario por seguridad, y no llevar equipo de montaña de más, ya que eso implica llevar más peso en nuestra mochila en la montaña, más gasto de energía, por ende menos seguridad. Siempre el montañista a la hora de elegir dejará de lado las “modas” y se enfocará en cómo vestirse para ir a la montaña, enfocado en su  SEGURIDAD.

Los seres humanos somos homeotermos, o endodermos:

  • del griego endon «dentro»
  • thermē «calor».

 

Nuestro cuerpo es una máquina de generar calor, el cuál deberemos hacer todo lo adecuado para no perderlo.

Nuestro cuerpo, también es una “máquina de regular” ese calor en temperaturas ambientales de entre 15 a 20 grados.

Por debajo o sobre esa temperatura debe poner en marcha “mecanismos metabólicos de regulación”, para no terminar en hipertermia o hipotermia, según las condiciones ambientales.

La premisa fundamental de un montanista, en cuanto a que equipo o prendas de montanismo a llevar en su expedición es: mantenerse seco, y en caso de no poder mantenerse seco, mantenerse caliente, y que sus prendas se sequen lo más rápido posible.

 

#andesexpediciones #lideresenexpedicionesandinas

Texto: Caio Scassa

Recopilado de autores varios.